By admin / 13 enero, 2014

Feng Shui

Literalmente, los dos caracteres chinos “Feng” y “Shui” significan “viento” y “agua”, respectivamente. Gabinete ecológico en nuestra tarea estética.

Surgió en China, fruto de una extraordinaria reve¬rencia por la naturaleza. Los chinos percibieron un enlace entre el HOMBRE y el PAISA¬JE: la naturaleza reaccionaba a cualquier cambio, y a su vez, lo natural resonaba en el hombre.
Observaron cómo cada cosa dependía de todas las demás: pequeñas alteraciones en el terreno afectaban a fuerzas tan poderosas como viento y agua.
Analizar.
1. Las Formas del entorno, pues la forma es una manifes¬tación de la energía.
2. Las Direcciones, pues cada dirección tiene una cualidad energética.
3. Las Fuerzas de los Astros.
Percibir.
Un hábitat, sea vivienda o lugar de trabajo, que tenga en cuenta estos principios, propiciará que sus habitantes logren estar en sintonía con su propia energía.
Si se parte de la base que absolutamente todo (tanto lo físico como la abstracto) es una manifestación de la energía que está en constante movimiento, se puede llegar a la conclusión de que hasta los objetos que parecen estáticos están conformados por vibra¬ciones internas que provienen de la energía condensada de la materia.
Esta visión es opuesta a la típi¬ca occidental. Fruto de lo más valioso de la Filosofía china como es el TAO, el I Ching y la Teoría de los Cinco Elementos (que se centra en el estudio del movimiento de la energía) puede cambiarse la percepción de los objetos y transformar el conocimiento de tipo occi¬dental (basado en entidades fijas y materia inerte) en un ciclo interminable de fuerzas cambiantes.
Conectar.
La energía del Cosmos y el magnetismo de la Tierra dejan sus mensajes polarizadores en nuestro cuerpo y nuestra conciencia.
Poco a poco adquirimos sen¬sibilidad hacia las corrientes energéticas del planeta, debido al influjo de las cuales existen rincones y orientaciones que nos estimulan, nos llenan de energía, y otras bloquean nuestras fuerzas. Percibir consonancias y disonancias entre nuestro “mundo interno” y nuestro “mundo externo”, nos va abriendo los caminos del desbloqueo, con una velocidad directamente proporcional al sano amor que nos profesemos.
La Esencia de nuestra Energía.
El Trigrama (disposición simbólica de líneas) personal representa la esencia de nues¬tra energía interna.
Cada momento en el Tiempo y cada momento en el Espacio tienen su propia cualidad esencial. Nosotros también.
La energía personal se mani¬fiesta en nuestra percepción del mundo y en nuestro comportamiento, y conforma los aspectos más poderosos de nuestra personalidad.
El Número Natal se obtiene al reducir nuestra fecha de naci¬miento a un solo dígito, según la numerología china.
Buscando su correspondencia con las ocho direcciones y los ocho trigramas, pode¬mos determinar su cualidad energética o elemento, y cómo se relaciona con los demás colores y direcciones.
Nuestro entorno:
paisaje ideal.
Al emplazar edificios en una urbanización o al disponer los muebles o elementos en una habitación, se están esta¬bleciendo al mismo tiempo corredores o paralizadores de la energía de quién ocupa esos espacios. Aquí es donde el Feng Shui despliega toda su potencia al señalar una suerte de brújula ordenadora de esta energía sustentada en los puntos cardinales: Este, es la dirección de la salida del sol. Se halla la fuerza electro¬magnética de la Tierra, que se atribuye al Dragón. Sus montañas o colinas deben ser más elevadas que las del lado opuesto, es decir el Oeste, que es el Tigre.
Norte, espalda protegida poderosamente por la Tortuga, que es el símbolo de la suerte y la que proporciona dicha de¬fensa. El frente que mira hacia el Sur y que goza de la vista del legendario pájaro mítico, el Fénix.
Como lograr lo mejor para nuestras vidas
Seguramente despierta en ti el deseo, la necesidad, de activar la energía en una determinada zona de la casa que se corres¬ponda con tus aspiraciones vitales.
Ha llegado entonces el mo¬mento de aplicar el Método del Bagua.
¿En qué consiste?
Se buscan objetos cuya forma, color, material, simbolismo, manifieste la energía asociada con la dirección o aspira¬ción vital priorizada, lo cual activará el CH’I en el sector de la habitación, casa, empresa, gabinete, correspondiente.
Debes reforzar al CH’I en el sector asociado al aspecto priorizado de tu vida.
Esto tendrá un profundo efec¬to sobre tu vida y tu destino.
El Exito que tengas para con¬seguir los resultados adecua¬dos depende de dos consi¬deraciones extremadamente importantes:
1. El Propósito
2. El Lugar
3. Concéntrate primero en los aspectos de tu vida más preocupantes, en un orden de prioridades o más equilibrado, sano y sabio posible.
4. Provéete de una brújula, la exactitud es fundamental.
5. Ten en cuenta que al cam¬biar un área que revela muchas dificultades, también Mejoran otros aspectos de tu vida.
6. Ve despacio, de a uno a dos sectores por vez, hasta integrar un total.
7. Podrás evaluar mejor Cau¬sas y Consecuencias cuanto más lento vayas.
8. Además, necesitarás tiempo para ir asimilando los cam¬bios. Aunque parezca mentira, también es necesario prepa¬rarse para el éxito (personal, de los que te rodean, de éstos para con tu éxito). La Lim¬pieza y el Orden favorecen un cambio más profundo.
9. Almacena sólo lo esencial, aquello a lo que realmente recurres cotidianamente (ar¬chivos informativos, pilares de tu profesión). Una simple lim¬pieza puede cambiar la energía de un lugar, lo que sientes al entrar en él, la sensación que contagia su percepción (visual, auditiva, olfativa).
10. Confía en el Proceso. Una ley del Tao dice que, en casos extremos, todo cambia hacia su opuesto. A medida que nos acercamos al final de un ciclo largo, las cosas pueden empeorar hasta que empiecen a mejorar.
11. Perder un avión que se es¬trella es una bendición aunque resulta difícil de comprender en el momento en el que uno se queda en la tierra.
12. Nuestra capacidad de comprensión aumenta con la perspectiva del tiempo y los cambios positivos que produce el Feng Shui también afectan en la manera de percibir las cosas.
Gabinete ecológico.
Materiales: deberán ser lo más naturales posibles.
Revestimientos: nada de plásti¬cos ni acrílicos. Sí, a la madera, marmoleum o linoleum, pinturas no vinílicas.
Luz Natural, lo más posible. Ventanas abiertas, despejadas, con cortinas de algodón.
Ubicar la luz artificial prepon¬derantemente en el sector Sur.
Aparatología: sectores Oeste y Noroeste (en el caso de que recurras a ella). La Camilla puede ir en estos sectores tam¬bién (muchas son de hierro, que evoca la energía de esta zona).
Los Productos puedes colo¬carlos en el sector Norte, junto a la imagen de algo que fluya (las fotos o imágenes también son efectivas. Es más factible colocar la foto de una pecera, que una pecera, por temas de superficie por ejemplo).
El Dinero es Liquidez, tus ven¬tas y la valoración económica de tu trabajo fluirán mejor si las pones a disposición, recordando su necesidad, la mejora en la calidad de vida que implica la gratificación personal.
La Clave.
Inspírate de acuerdo a Tus Tendencias, a Tus Intuiciones, a Tus Preferencias. Tú debes percibir la armonía del entor¬no, vibrar y hacer vibrar en ella a todo el que concurra.
Desintegra las Quejas.
No olvides que te rodeas de lo que eres. Puede parecer duro, pero es así. Cada uno vibra en una frecuencia, y atrae frecuencias semejantes concordantes.
Recuerda los señalamientos de un Sabio Indígena: “Lo que le suceda a los animales, también sucederá al Hombre. Todo va Enlazado.
El Aire comparte su espíritu con la vida que sostiene.
El ‘hombre blanco’ no parece consciente del aire que respira.
El Agua sagrada, como la san¬gre. El murmullo del agua es la voz del Padre de mi Padre.
Somos parte de la Tierra y ella es parte de nosotros.
El hombre no tejió la trama de la vida. El es sólo un hilo. Lo que hace con la trama, se lo hace a si mismo.”
Sólo cabe agregar.
Para desplegar tus alas, debes reconciliarte con tus raíces. Es mi deseo que encuentres en la sustanciación de tu elemento, la armonía proyectiva de tu pensamiento. Si has nacido para fluir, y te dedicas (cons¬ciente o inconscientemente) a boicotear y estancar tus ener¬gías, no conocerás la plenitud. Entrégate a fluir, por donde gustes, verás como Todo se Arregla.
El Viento se llevará todo aque¬llo de lo que quieras liberarte.
Y el Agua contendrá y reten¬drá lo vital de tu existir.

About the author

admin

Click here to add a comment

Leave a comment: