By admin / 8 abril, 2015

Peeling químico: Una piel nueva más joven, tersa, luminosa y libre de impurezas.

Por: Jaime Murillo Wills

El peeling químico es un procedimiento no invasivo en donde se eliminan de manera controlada capas superficiales de células muertas, buscando la renovación celular progresiva. Con este procedimiento cosmético se tratan diferentes inesteticismos cutáneos como las secuelas de acné, las hipermelanosis de diferente etiología, y las pequeñas arrugas que como consecuencia del fotoenvejecimiento e incluso por el cronoenvejecimiento aparecen en la piel….con el peeling químico cosmético se logran mitigar las ojeras y dar tersura, lozanía y luminosidad a la piel….A diferencia de los procedimientos invasivos que son aquellos que se valen de una o varias técnicas médicas que invaden el cuerpo, con un fin diagnóstico o terapéutico. Por lo general, cortan o punzan la piel, o insertan instrumentos dentro del cuerpo. ESTO NO SE HACE EN EL PEELING QUIMICO COSMETICO.
El peeling químico está indicado en casos de cronoenvejecimiento y fotoenvejecimiento, hipermelanosis y acné, pero también para mantener el cutis terso, luminoso, libre de impurezas, juvenil y saludable. Para eso se utilizan ciertas sustancias cáusticas (ácidos).
Un ácido es toda sustancia capaz de donar protones. La fuerza de un ácido depende de la capacidad para donar protones. No confundir ácidos orgánicos con ácidos inorgánicos. Todo ácido orgánico requiere la presencia de Carbono. Todo ácido orgánico tiene como representación química COOH. El carbono alfa es el primer carbono a partir de la representación química del ácido. Cuando el OH está posicionado en el carbono alfa, es un alfa hidroxiácido. El carbono beta es el segundo carbono a partir de la representación química del ácido. Cuando el OH está posicionado en el carbono beta, es un beta hidroxiácido.
Para un aprovechamiento real de la concentración de un ácido, tenemos que trabajar con niveles de pH bien abajo de su valor de pKa. Cuanto menor sea el pH de un ácido, mayor será la sensibilidad y posibilidad a reacciones irritativas.
Cada ácido posee un tiempo óptimo de actuación en la piel. La aplicación local también influencia sobre ese tiempo, pues regiones más delicadas requiere menor duración de contacto.
Para determinar el tiempo de permanencia de un ácido en la piel, hay que evaluar tres aspectos: la concentración, el pH y el peso molecular.
Según la profundidad hablamos de peeling muy superficial, peeling superficial, peeling medio y peeling profundo. Estos dos últimos son exclusivos como peeling químico dermatológico o peeling médico. La profundidad del peeling químico determinará la recuperación de la piel, que puede ir desde unas pocas horas hasta cinco días. La periodicidad del peeling también depende del objetivo del tratamiento y del ácido empleado. Hoy día contamos con ácidos muy seguros, algunos de ellos incluso son de primera generación.
El peeling muy superficial es útil para el tratamiento estético de cambios tempranos de fotoenvejecimiento y en envejecimiento I según escala de Glogau. Los efectos son dependientes de la aplicación constante, así que es recomendable por lo menos una sesión semanal.
El peeling superficial ayuda a cerrar poros, atenuar cicatrices superficiales, arrugas gesticulares superficiales (líneas de expresión), en queratosis actínica inicial, en envejecimiento I – II según escala Glogau, uniforma el tono de la piel, controla el acné I – II, controla foliculitis y es coadyuvante según el ácido utilizado, como seborregulador y las secreciones sebáceas, además prepara la piel para recibir otro tipo de tratamiento dermatológico, pues al combinarse con tratamiento médico estético, corrige la mayoría de problemas epidérmicos.
No corrige defectos dérmicos. Este peeling es un peeling químico cosmético. Este peeling se recomienda realizar entre cuatro y ocho sesiones semanales o quincenales. Una vez obtenidos los resultados deseados se hace una sesión de mantenimiento cada cuatro o seis semanas.
El peeling medio se emplea cuando hay presencia hipermelanosis actínicas y es evidente el envejecimiento actínico, pues superficializa las arrugas finas profundidad media, pero no corrige arrugas moderadas a profundas (surcos), útil en fotoenvejecimiento moderado, en presencia evidente de cambios epidérmicos y dérmicos superficiales, en envejecimiento II según escala de envejecimiento Glogau, además, también se emplea como complemento del lifting o rellenos. Es un peeling químico dermatológico o médico y requiere analgesia. Recuperación a las 24 horas. Hay un alto riesgo de sobreinfección y en muchos casos se pueden presentar cicatrices hipertróficas. Es tipo de peeling se puede repetir a los seis meses, antes no es recomendable.
Finalmente el peeling profundo actúa sobre las arrugas superficiales, medias y profundas, en fotoenvejecimiento avanzado, y en envejecimiento según escala de Glogau III –IV y además cuando hay cambios histológicos profundos pues sirve para eliminar hipercromías actínicas y queratosis actínicas. Pudiera mejorar algunos problemas de flacidez. En los peeling profundos se necesita sedación profunda o incluso anestesia y la recuperación es más prolongada en el tiempo. En este tipo de peeling se interviene una vez al año e incluso se puede espaciar mucho más. Requiere monitoreo cardiorrespiratorio y hospitalización 2 días mínimo. El mayor inconveniente es que la piel queda muy sensibilizada y solo se recomienda para personas de más de 65 años.

About the author

admin