By admin / 28 diciembre, 2013

Peelings

El término “peeling” proviene del idioma inglés y significa “descamación”, hace referencia a un procedimiento de exfoliación química de la piel muy utilizado en la práctica cosmetológica y dermatológica.

Su éxito depende de los agentes que se utilicen para los diferentes biotipos y fototipos de piel, así como de las pautas para su aplicación y, fundamentalmente, del entrenamiento del profesional que lo realice.
Consiste en la aplicación tópica de un preparado químico capaz de provocar una ruptura de corneocitos limitada y muy controlada de la epidermis y de las primeras capas de la dermis. Esta acción genera una correcta reconstrucción dérmica y epidérmica, para dar paso a un tejido más engrosado y rico en fobroblastos, con fibras más numerosas y mejor orientadas.
Datos a considerar:
• Vehículo en que se presenta el agente.
• pH
• Concentración
• Volumen a aplicar
• Tiempo de permanencia en la piel
• Frecuencia de la aplicación
Los agentes de peeling se presentan en forma líquida, gelificada o en máscaras.
La presentación en gel es la forma más “moderna” de manipulación del producto, permitiendo que su aplicación sea más cómoda para el profesional y más segura para el paciente.
Pero hay que tener en cuenta que, por sus propiedades químicas, no todos los agentes pueden vehiculizarse de esta manera.
Consideraciones para la aplicación de ácidos:
1. Fototipo
2. Patología a tratar
3. Aptitud de la piel
4. Pre-tratamiento de la misma
5. Higiene de la epidermis en el momento de la aplicación.
También debemos tener en cuenta los casos de patologías dermatológicas o generales en los que se desaconseja la práctica de peeling: algunas alergias, patologías eruptivas o eritematosas, melanoma y rosácea papulopustulosa.
En la edad el cronoenvejecimiento, se evalúa a la piel por la edad cronológica del individuo. Aunque la piel aún se presente firme, inicia el proceso de adelgazamiento de las fibras de colágeno y elastina, lo que ocasiona que las finas líneas de expresión se “marquen” más. Los cambios hormonales afectan a la piel y su capacidad de regeneración disminuye, la pérdida de elasticidad se acentúa, la piel se vuelve más delgada, lo que dará lugar a evaluar si hacemos un peeling propiamente dicho ó un tratamiento de renovación celular semanal, agregando productos cuyos activos estimulen la redensificación que es lo que se va perdiendo en estos casos.
De esta forma también vamos a abordar el tratamiento de “sosten” del óvalo facial que comenzará a perder su estructura.
Para que las prácticas resulten exitosas, es fundamental que el profesional sea idóneo y esté muy bien entrenado.
Exfoliación química Llamado también peeling químico, es la exfoliación cutánea con sustancias como fenol, ácido salicílico y ácido tricloroacético y preparados comerciales enzimáticos de aplicación que se recomienda sea únicamente por profesionales expertos.
Dependiendo del poder de penetración de la sustancia química se eliminarán más capas de piel.
A mayor profundidad, mayores efectos pero también más riesgos. Se emplean sobre todo en la piel de la cara.
Los tipos según el tipo de sustancia empleada son:
• Enzimáticos: Seguir las instrucciones del fabricante.
Aplicar antes de la extracción, con el vapor. Para pieles sensibles.
• Ácidos: trabaja con células vivas porque penetra hasta la dermis.

About the author

admin

Click here to add a comment

Leave a comment: